jueves, 7 de abril de 2016

¿Qué puede ocurrir si duplico contenido?



La pregunta está muy justificada, pero la respuesta deberíamos dárosla con luces de neón, para que se os quede bien grabada en la retina. Duplicar contenido no es malo, es malísimo. Si hablamos de posicionamiento, de marketing online y de valor de marca en la red, el duplicado de contenido es una de las peores cosas que nos pueden llegar a ocurrir. Porque entre otras cosas, significa enfadar a Google. Y seguro que ninguno queréis que eso ocurra.




Google irá a por ti


Hace unos años Google no se había planteado el tema del contenido. El mundo pensaba que todos los webmasters y redactores actuaban de manera adecuada. Era como si viviéramos en los años 50 y 60 en Estados Unidos. Todo era bonito, agradable y el mundo confiaba en que las demás personas actuaban de forma adecuada. Pero Google terminó siendo consciente de que el mundo es más oscuro de lo que se pueda imaginar. Y decidió ir a por las personas que estaban aprovechándose de un vacío legal para beneficiarse.

Así que Google se inventó un sistema que detecta y penaliza a quienes copian contenido. Si copias contenido olvídate de estar bien posicionado en su buscador. Y olvídate de luego poder beneficiarte de otros factores importantes para el marketing online. Así que te lo decimos muy claramente: no copies contenido hombre.

Darás una imagen cutre a tus visitantes


No hay nada peor para una web que duplicar contenido y descubrir que tus lectores se han dado cuenta de ello. Hay muchos motivos que pueden hacer que tu imagen salga muy dañada. Por ejemplo, si eres de los que copia contenido seguro que ni te molestas en revisar lo que copias. Es posible que dejes menciones de la web original o incluso algún que otro enlace. Eso es lo más cutre que puede llegar a pasar, pero pasa. Cuando tus lectores vean que duplicas contenido tu imagen se verá muy afectada y perderás credibilidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario